910 608 815

Contactar

El Catering: claves para acertar

Archivado en: Eventos

Acertar con el catering en un evento para empresa es fundamental para asegurar que todos los asistentes coincidan en el éxito del mismo. El momento de comer es, sin duda, idóneo para que los invitados conversen entre ellos, hablen de sus negocios, o todo o contrario; en cualquier caso, es la hora en la que todos se conocen mejor y pasan un rato distendido.

No sólo debemos adaptar el menú al horario en el que se celebre el acto; también debemos tener en cuenta otros aspectos, como las intolerancias de los asistentes, o la calidad de los ingredientes. Toma nota para organizar el catering perfecto en tu reunión corporativa.

Elige el tipo de catering

Efectivamente, hay tipos de catering: no es lo mismo un buffet que un banquete. Dependiendo del grado de formalidad del acto, del número de asistentes y del tiempo que quieras dedicar a la comida, deberás escoger qué tipología se adapta mejor.

Por ejemplo, un banquete suele ser el catering habitual que se sirve en actos formales, como en las bodas. Los asistentes se sientan en las mesas y el menú, que suele constar de varias elaboraciones complejas, se les va sirviendo por el personal de servicio.

Otra opción es el buffet, que se usa en eventos con un número elevado de invitados, como un congreso. La variedad de platos es más alta, y son los asistentes los que prueban los platos que más les apetecen. Si escoges este servicio, debes asegurarte que las cantidades son las adecuadas, ya que se suele desperdiciar mucha comida.

Por último, el catering tipo cocktail es el favorito de los organizadores de eventos corporativos: es más informal que un banquete, y se sirve a los invitados mientras éstos están de pie, por lo que se aprovecha mejor el espacio. La variedad de platos es elevada, y éstos suelen ser ligeros, pero elaborados, por lo que suelen gustar a los asistentes.

Ofrece un menú variado

Lo más complicado a la hora de organizar un catering es asegurar que los ingredientes de los platos sean de buena calidad y que, al mismo tiempo, sorprendan y gusten a los asistentes. Una buena forma de conseguirlo es sirviendo un menú variado, con platos fríos y calientes, y que atienda a las intolerancias, alergias y dietas especiales que puedan tener los comensales.

Si hay poca variedad, no hay platos sin gluten, sin lactosa o vegetarianos, y las cantidades son escasas, los asistentes se quejarán a la organización (con razón) y tendrán un mal recuerdo del evento. Recuerda que, por suerte o por desgracia, el momento de la comida es determinante en cualquier tipo de reunión, acto o evento.

En este sentido, es importante que la empresa organizadora sugiera ideas culinarias y recomiende las elaboraciones que más suelen gustar en este tipo de actos. Del mismo modo, la compañía debe facilitar el número de personas con intolerancias y/o dietas específicas para que el catering sea un éxito.

Atiende a la profesionalidad el personal

Si la presentación y la variedad de platos es buena, pero los camareros no están bien organizados, o lo que es peor, son pocos o no conocen lo que están ofreciendo, es muy probable que los comensales queden insatisfechos con el servicio.

No hay nada peor que preguntar a un camarero qué ingredientes lleva un plato y que éste conteste que no lo sabe. Igualmente, el número de camareros que atiendan a los asistentes debe ser adecuado; normalmente, se solicita un camarero por cada diez comensales.

Por eso, la empresa organizadora debe comprometerse a escoger un servicio de catering con experiencia y garantías: la profesionalidad es tan importante como la calidad de las elaboraciones.

Tu mensaje ha sido enviado, nos pondremos en contacto lo antes posible. ¡Gracias!

Te ayudamos en tu próximo evento