910 608 815

Contactar

¿Cómo hacer Networking en eventos?

Archivado en: Eventos

Todo el mundo sabe que los eventos, reuniones de trabajo, presentaciones, cursos o ponencias se convierten, en la mayoría de ocasiones, en la oportunidad perfecta para conocer gente nueva y ampliar la cartera de contactos; de hecho, muchos de los asistentes a este tipo de actos acuden, sobre todo, por la posibilidad de hacer Networking. Si quieres saber cómo optimizar esta oportunidad en tu próximo evento, ¡sigue leyendo!

Antes de ir, infórmate y prepárate

En primer lugar, busca información sobre los próximos eventos que pueden interesarte por tu tipo de negocio o por tus propios intereses personales. Las Cámaras de Comercio, las Escuelas de Negocios o las Universidades suelen organizar cursos o congresos con cierta frecuencia.

Además, si te interesa algún ponente o empresa en particular, puedes seguirlos en redes sociales para estar al tanto de sus próximas citas. Linkedin, por ejemplo, es una plataforma perfecta para seguir a los perfiles profesionales que más te interesen antes de establecer cualquier conexión. ¡Recabar información te ayudará a hablar con ellos en el evento!

La actitud es la clave

A veces hace falta muy poco para acercarse a alguien y entablar una conversación. La actitud positiva, la amabilidad y la cercanía son fundamentales a la hora de conocer gente; un Networking no es un excepción.

Participar es también muy importante en este tipo de eventos. Si hay turnos de palabras durante el acto, pregunta; si puedes hablar con el ponente o con los organizadores, no te lo pienses. La vergüenza y el miedo al “no” no sirven para nada a la hora de ampliar tu red de contactos, más bien al contrario: una actitud retraída y poco participativa es una mala carta de presentación para tu propuesta.

En este sentido, la escucha será tu mejor aliada. Recuerda que quienes acuden a este tipo de actos quieren dar a conocer sus ideas o proyectos igual que tú. Por eso, para ser un buen networker deberás prestar atención e interés por las propuestas de las personas con las que hables. Vender no es el objetivo, sino colaborar y buscar puntos en común.

Aprovecha los descansos

Los pequeños breaks y los momentos en los que se sirve la comida y la bebida son los que tienes que aprovechar para acercarte a aquellos contactos que te interesan. Recuerda que entablar conversación es sólo el primer paso, pero también deberás tener preparado un pitch o breve presentación en la que describas tu propuesta de valor. Así despertarás el interés de quien tienes enfrente.

En cualquier caso, no intentes vender tu idea desde el principio. Lo importante es conversar e intercambiar ideas atractivas con el fin de llegar a posibles acuerdos, colaboraciones o sinergias; no es el momento para hacer un trabajo de comercial a puerta fría.

Fideliza a tus nuevos contactos

Mantener el contacto con los profesionales con los que hayas encontrado puntos de conexión es lo que hará que se convierta en un auténtico posible cliente, socio, colaborador… Recuerda que de nada habrá servido hablar con mucha gente, si no has logrado sus contactos para futuras conversaciones.

Por eso, debes tener preparadas tarjetas de presentación y conseguir las de los asistentes que te interesen. El Networking es sólo el punto de partida; las visitas o reuniones regulares harán el resto. ¡Suerte!

Tu mensaje ha sido enviado, nos pondremos en contacto lo antes posible. ¡Gracias!

Te ayudamos en tu próximo evento